lunes, 6 de junio de 2016

           
                               

                            CUENTO ÉPICA
    Era sé una vez una princesa llamada Cecilia, ella era la más bella del Reino , la más buena, la más generosa, era perfecta. Todos la querían. Un día desapareció, no la encontraban, el rey llamó a la única persona que podía encontrarla, ´´El Hombre de Blanco´´.
Este era un hombre muy misterioso, jamás había visto su rostro porque se tapaba la cara con una máscara blanca, iba vestido con un traje completamente blanco y en la cabeza un sombrero blanco, para variar, con una pluma. Este no hacía nada por menos de 100 monedas de oro el rey aceptó. Y le confió la vida de su hermosa hija. Tras varios días de camino, averiguó su paradero y se lo comunicó al rey. La princesa estaba en el castillo del brujo Merlán. El rey mandó todas sus tropas para rodear el castillo. Pero el dragón que guardaba el castillo no dejó pasar a nadie. Quemando a toda la artillería  y a la infantería pero no contó con la astucia de nuestro héroe. El ´´Hombre de Blanco´´ domó al dragón dándole de comer. Tras llegar a lo más alto del castillo rescató a la princesa y derrotó al mago. Tras el rescate, nadie supo de el. Pensaron que estaría salvando vidas en otros lugares, hicieron una estatua en su honor. Y colorín colorado este cuento se ha acabado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario